Evita pérdida de producto por derrame e inhalación.

Permite una correcta dosificación.

Total respeto por nuestro mediambiente, ya que no existe en su formulación ningún tipo de producto contaminante, y no deja residuos tras su utilización.

Es biocompatible y no interacciona con el producto a envasar.

En definitiva, todas estas ventajas de mercado y de futuro proporcionan las razones clave para que su producto sea envasado en film.

 

arriba